In: Salud

El vino es una de las bebidas más antiguas de las que se tiene constancia y a pesar de que durante la historia ha habido muchas otras, no todas han evolucionado y cambiado tan bien como el vino. Se trata de una bebida que proporciona muchos beneficios para la salud e incluso de las pocas bebidas alcohólicas que recomiendan los médicos en la dieta.

Beneficios del vino

Algunos médicos recomiendan introducir el vino dentro de las dietas

¿Qué beneficios nos aporta el vino?

Después de haber realizado un gran número de estudios sobre el vino muchos profesionales han determinado que el consumo leve o moderado del vino provoca reacciones muy beneficiosas para nuestro organismo como por ejemplo mejorar notablemente la agilidad mental, mejora el riego sanguíneo a nuestro cerebro, cumple funciones anticoagulantes y tiene la propiedad de evitar que aparezca el endurecimiento de las arterias.

El vino también está recomendado para aquellas personas que quieren perder peso dado que su consumo activa un gen llamado SIRT1, el cual impide la formación de células de grasa, permite el movimiento de las glándulas ya existentes. Una ingesta de unos 40 gramos de vino al día reduce la obesidad y el sobrepeso, por eso es tan recomendable beber un vaso de vino en las comidas, preferiblemente vino tinto, como nuestro Begastri Ecológico.

Otro aspecto muy importante del consumo del vino es que ayuda a tener unos dientes más sanos. Según diferentes investigaciones realizadas por la Universidad de Pavia en Italia, la costumbre de tratar las infecciones de encía no responde únicamente a algo tradicional sino que tiene una base científica. Se ha demostrado que el vino frena notablemente el crecimiento de estreptococos en la boca, asociadas a la caries o gingivitis entre otras muchas afecciones.

Para finalizar, no podemos olvidarnos de uno de los elementos más importantes con los que cuenta el vino, el resveratrol, procedente directamente de la uva. Este elemento combate directamente los efectos negativos que acarrea llevar una vida sedentaria, consiguiendo retrasar el proceso de deterioro lógico órgano-muscular.

Beber vino son todo ventajas. ¿Te animas a incluirlo en tus comidas diarias?

13 Enero, 2015

Las calorías del vino

La ingesta de alcohol suele ser uno de los lastres para muchas personas a la hora de perder peso y todos sabemos que el alcohol tiene calorías, pero no por ello hay que dejar de beber radicalmente un producto como el vino por ejemplo. Ya vimos en un post anterior algunos beneficios del vino. Lo único es que tendremos que controlar más la cantidad que se bebe y llevar un control sobre las calorías que esto nos aporta.

calorias-del-vino

Una copa de vino tiene sus benefícios

Está demostrado médicamente que las sustancias del vino aportan una gran cantidad de beneficios al cuerpo, pero también calorías. ¿Cuántas calorías aportan las diferentes clases de vino?

Vino tinto

Son muchas las clases de vino tinto que hay y cada una con su índice de calorías, unas más y otras menos, aunque el vino tinto se mueve en un margen más o menos estable de calorías. Una copa de vino de unos 150 mililitros tiene un índice de calorías que ronda entre las 80 y las 110.

Hay que tener en cuenta si el vino se mezcla con refresco o con gaseosa, lo que hará que las calorías aumenten, por lo que si se quiere llevar un estricto control de las calorías, lo mejor es consumirlo solo.

Vino rosado

El vino rosado cuenta con un índice calórico que ronda entre las 70 y las 100 calorías por cada copa de 150 mililitros. Por otro lado hay que tener en cuenta si es de aguja o espumante, lo que puede aumentar este índice.

Vino blanco

Para finalizar, el índice calórico del vino blanco se encuentra entre las 100 y las 120 calorías y depende de si es espumoso, dulce, etc. Otros vinos que no hemos incluido en esta lista son los dulces como el oporto, mistela, etc., los cuales tienen un alto índice de calorías, por lo que si se quiere bajar de peso hay que limitar al máximo su consumo.

Desde hace bastantes años se están realizando diferentes estudios relacionados directamente con los beneficios del vino tinto y en todos se revela la importancia que tiene para nuestro organismo su ingesta, eso sí, siempre de forma moderada y sin abusos. Según los resultados de estos estudios ¿cuáles son los beneficios que nos aporta el vino?

Beneficios del vino tinto

¿Cuántos beneficios del vino tinto conoces?

Una investigación llevada a cabo por el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts reveló que el vino tinto es un fantástico agente contra la grasa dado que el consumo de vino ayuda a la activación de un gen que impide la formación de células de grasa y también colabora con la movilización de las existentes.

Reduce el riesgo de contraer cáncer de pulmón en los hombres, especialmente si son fumadores. Además bloquea las células responsables del cáncer de mama gracias a un componente llamado resveratrol, que frena los diferentes efectos del estrógeno. Otro punto importante del consumo de vino tinto es que contribuye notablemente a aumentar los niveles de colesterol bueno en sangre, ayudando a prevenir algunas afecciones cardiovasculares.

¿Qué otros beneficios tiene el vino tinto?

Pero estas no son las únicas ventajas que encontramos en esta preciada bebida sino que cuenta con muchas otras propiedades que hasta el momento se pensaban que eran tradiciones y creencias pero demuestran que son ciertas.

En Italia siempre se ha dado vino tinto para hacer enjuagues a las personas que tienen infecciones en las encías, algo muy arraigado. Un equipo de investigadores han descubierto que hay diversos agentes en el vino que frenan el crecimiento de bacterias relacionadas con la caries, estreptococos e incluso los que provocan la gingivitis.

Su consumo libera endorfinas proporcionando sensación de placer, mejora el funcionamiento del cerebro, cuenta con agentes antioxidantes, impide el endurecimiento de las arterias, inhiben la coagulación de la sangre y cuida la próstata entre otros. Lo mejor de todo es que es natural y su precio es muy asequible. ¿Se puede pedir más?