La pasta es un plato que gusta prácticamente a todo el mundo y el vino es una buena opción para maridar con esta clase de comida, pero… ¿Cómo podemos maridar un vino y pasta? No se puede decir que haya un vino determinado sino que se puede hacer un maridaje ideal dependiendo de la clase de plato de pasta que sea.

Cómo maridar vino y pasta

Cuando arrivo a casa… ¡Vino y pasta!

Por ejemplo, con una pasta con pescado o marisco el vino blanco va muy bien y para una boloñesa o cualquier otro plato con carne, el tinto marida a la perfección. Nadie dice que esté mal, pero se pueden encontrar maridajes de lo más variado que en principio nunca se nos hubiera ocurrido seguramente.

El vino blanco va muy bien con los platos de pasta que contengan salsa de tomate y albahaca así como la pasta con verduras, setas o marisco. Por su parte los vinos rosados también son muy elegidos para maridar con los platos de pasta y tienen unas características muy parecidas, aunque con sus propias particularidades.

No vale cualquier vino rosado dado que hay algunos que tienen un aroma muy azucarado y puede que no mariden bien con el gusto de determinados platos de pasta. Son muy recomendables para platos de pasta muy sencillos, así como aquellos platos que tienen salsa de tomate o pescado.

Para poner punto y final, destacamos los vinos tintos, con características muy diferentes y un sabor fuerte en la mayoría de los casos. Los vinos tintos maridan a la perfección con elaboraciones de pasta que tengan quesos y carne así como con salsas fuertes. Los quesos que se echan a la pasta suelen tener cierto toque fuerte, por ello siempre es mejor acompañarlo con un vino acorde a las características de cada plato.

Siguiendo estos sencillos pasos para maridar pasta y vino, ahora ya sabéis qué clase de vino escoger cuando tengáis pensado preparar un plato de pasta.