Febrero 2015

El vino es una de las bebidas más antiguas de las que se tiene constancia y a pesar de que durante la historia ha habido muchas otras, no todas han evolucionado y cambiado tan bien como el vino. Se trata de una bebida que proporciona muchos beneficios para la salud e incluso de las pocas bebidas alcohólicas que recomiendan los médicos en la dieta.

Beneficios del vino

Algunos médicos recomiendan introducir el vino dentro de las dietas

¿Qué beneficios nos aporta el vino?

Después de haber realizado un gran número de estudios sobre el vino muchos profesionales han determinado que el consumo leve o moderado del vino provoca reacciones muy beneficiosas para nuestro organismo como por ejemplo mejorar notablemente la agilidad mental, mejora el riego sanguíneo a nuestro cerebro, cumple funciones anticoagulantes y tiene la propiedad de evitar que aparezca el endurecimiento de las arterias.

El vino también está recomendado para aquellas personas que quieren perder peso dado que su consumo activa un gen llamado SIRT1, el cual impide la formación de células de grasa, permite el movimiento de las glándulas ya existentes. Una ingesta de unos 40 gramos de vino al día reduce la obesidad y el sobrepeso, por eso es tan recomendable beber un vaso de vino en las comidas, preferiblemente vino tinto, como nuestro Begastri Ecológico.

Otro aspecto muy importante del consumo del vino es que ayuda a tener unos dientes más sanos. Según diferentes investigaciones realizadas por la Universidad de Pavia en Italia, la costumbre de tratar las infecciones de encía no responde únicamente a algo tradicional sino que tiene una base científica. Se ha demostrado que el vino frena notablemente el crecimiento de estreptococos en la boca, asociadas a la caries o gingivitis entre otras muchas afecciones.

Para finalizar, no podemos olvidarnos de uno de los elementos más importantes con los que cuenta el vino, el resveratrol, procedente directamente de la uva. Este elemento combate directamente los efectos negativos que acarrea llevar una vida sedentaria, consiguiendo retrasar el proceso de deterioro lógico órgano-muscular.

Beber vino son todo ventajas. ¿Te animas a incluirlo en tus comidas diarias?